viernes, 3 de septiembre de 2010

The Guardian

Articulo de Mcfly en The Guardian, es de hace unos días pero la verdad esque nose entendia muy bien en inglés y he tardado en traduccirlo. Aún así habra partes q quizás estén raras o no se entiendan, si alguién ve algun fallo y lo sabe traduccir y tal q lo diga y lo cambio. Artículo en inglés aquí.


McFly se independizan.

¿Le gustaría que estos tipos le llamaran? McFly contó a Will Dean como tomaron el control de su música - y están dando a los aficionados acceso exclusivo a sus vidas.

"Eres un idiota!" Grito Dougie Poynter cuando explicaba una reacción común de los hombre blancos-van* al verlo caminando por la calle. A pesar de ser muy atractivos, saludables y famosos, esto parece ser lo más complicado en la vida de los cuatro miembros de McFly.

Mientras que la banda parece no tomarse muy en serio a si mismos– en el video de su canción Transilvania el cantante Tom Fletcher estaba vestido como Nosferatu para asustar a la gente en la calle- son muy profesionales cuando se trata de conseguir una carrera en la música pop en el siglo 21. En 2004, poco después de haber completado su formación con Busted, McFly se convirtió en la banda más joven con un álbum debut en el número uno, superando a los Beatles. De alguna manera, pese a que pareciera que tuvieran 12 años (ahora tienen entre 22 y años 25), están juntos desde casi tanto tiempo como Ringo y compañía, con el bajista Poynter el cual dejó la escuela a los 15 y para unirse a la banda. Lo que me hizo sentir muy mal fue cuando le pregunté si su camiseta "Howl" es de Allen Ginsberg. "No, es AllSaints"** vaya respuesta inocente.
Después de que el batería Harry Judd y Poynter se unieran a Fletcher y a el guitarrista/cantante Danny Jones, su primer single, 5 Colours in Her Hairs, llegó al número unos de las listas, el primero de una lista de 7. Ellos agotaron Arenas, aparecieron en la película de Lindsey Lohan, Just My luck (la salida de Judd con Lohan fue mencionada atrevidamente en su sinlge de 2006 “Please, Please”), se han quitado la camiseta más veces de las que debían y ganaron una fortuna por el camino.
Después parece que pasaron por el tipo de deterioro, que le sucede a la mayoría de los grupos de pop después de unos 3 años impresionantes: lanzaron un grandes éxitos sin entusiasmo, separándose de su sello discográfico y, finalmente, desapareciendo del radar.

Pero lo que pudo haber sido el principio del fin para una banda cuyos fans adolescentes comenzaban a ser más maduros, les dio la oportunidad a McFly de tomar su futuro en sus propias manos. Artos por el lanzamiento del Greatest Hits ("No había nada relevante", dice Judd), comenzaron su propio sello y lanzaron su cuarto álbum, Radio: Active, a través del Mail on Sunday.
“En este momento, estamos intentando pensar en como podemos hacer cosas diferentes y mantenernos al día con la industria discográfica” dice Judd sobre su decisión de seguir a Prince y sacar el nuevo material con el periódico. Eso parece que funciono: el periódico añadió 300.000 ventas a sus usuales 2.1m con esto. Como sucedió en su segundo álbum consiguió vender 300.000 copias en total.
Entonces después sacaron Radio:Active correctamente, y consiguieron llegar al top 10. La gira de conciertos agotados que le siguió, muestra que venderlo gratuitamente fue una buena idea - pero ¿qué piensan de estar en el mismo periódico que celebridades menos respetadas de The Mail?. "Richard Littlejohn? ¿Quién es ese?" respondió Jones cuando le preguntaron. Al parecer no les preocupa demasiado.

Con la oportunidad de poder gastar grandes sumas (de su propio dinero) en videos musicales y escenarios que vuelan - los efectos especiales en el vídeo de Lies, fueron supuestamente pagados debido a que viajaron en clase media - la banda se sintió libre. Conseguir la fama en todo el mundo, junto con una nueva dirección musical fue suficiente para que Universal les pidiera que volvieran a unir a la compañía. La banda llegó a un acuerdo de 50/50 para cada parte, donde la compañía discográfica gana dinero por los tours y merchandise, pero la banda obtuvo de las ventas de CDs más del 16% que normalmente reciben. Debido a que Universal no tiene que preocuparse mucho acerca de perder dinero con las ventas de CD, permitió a Mcfly ofrecer su música directamente desde su página web a los subscriptores.
Cuando salga Super City, la nueva comunidad de McFly en Internet, ofrecerá a los aficionados el acceso a la información de la banda nunca antes conocida. Los fans más activos podrán acumular puntos que pueden llevar a ganar charlas y llamadas telefónicas, también hay videos de clases de guitarra, el trabajo anterior de la banda entera, y las redes sociales destinadas a crear una comunidad conectada directamente a McFly. Todo esto viene con un coste de 6 libras por mes, alrededor de £ 50 al año, a los primeros 100.000 se les garantizara un carácter prioritario que les dará más cosas buenas. "Es más barato que un álbum, y nuestros aficionados se gastan tanto dinero con nosotros que queríamos encontrar una manera de dar más acceso", dice Fletcher.
Si esto va por caminos torcidos (y es un gran si), podrá ser el equivalente en la industria de la música de los juegos transmitidos en vivo en el sitio del Manchester United. Incluso si sólo 10,000 fans para registrarse, McFly puede alcanzar los mismos cientos de libras al año. Entonces, ¿Cuántas personas piensan ellos que van a inscribirse? "Tenemos que descubrirlo..." dice un Fletcher cuidadoso, que incluso sugiere que van a ir poniendo demos en el sitio antes de mostrárselo a sus compañeros de banda, y que el sitio dará a los fans la oportunidad de elegir que singles debe lanzar y que canciones, McFly deben tocar en vivo.
"Nosotros simplemente vamos a estar completamente abiertos de mente y vamos a enseñarles a los fans todo” dice Fletcher. “Y porque no? Yo creo que tenéis que serlo. La industria musical es diferente ahora. En los viejos días, esta distancia entre tú y tus ídolos los hacía especiales. Pero ahora las personas quieren más información, y tú tienes que dársela.

Juzgando por los comentarios de sus videos en Youtube, los fans de Mcfly también quieren que se quiten las camisetas. Para satisfacer esos pedidos (e inaugurar la nueva website), sacaran su propia película de 30 minutos, Nowhere Left To Run; la cual por el tráiler podemos ver que va de vampiros y muchas escenas de Judd sin ropa. “Nosotros queríamos alguna cosa como la de Michael Jackson cuando hizo Moonwalker. No había ninguna regla. Nosotros simplemente pensamos que sería divertido hacer una película” dijo Fletcher.
El vídeo del nuevo single, Party Girl, está hecho de clips de la película, y demuestra un salto de distancia del inicio de la banda cuando eran jóvenes del estilo de Blink-182.
El video gana vida con sintetizadores a lo Lady Gaga, aunque manteniendo el ritmo, la energía y las guitarras de sus comienzos, que los llevaron a la fama. Y es posible que esta sea la dirección que permita la supervivencia de Mcfly (la canción fue directamente para la lista A de Radio 1) mientras intentan acercarse a los fans a través de las altas tecnologías. Y si esto falla, siempre pueden continuar despidiéndose.

Party Girl saldrá este domingo. El nuevo álbum de Mcfly lo seguirá en Noviembre.




*Expresión utilizada en el Reino Unido para referirse a los conductores con malos modales.
** Howl es un poema de Allen GinsBerg que se da en el instituto y AllSaints es una tienda.

1 comentario:

Archivo del blog

Seguidores